La primera misión conjunta de patronales europeas promueve en China una plataforma de venta para pymes de la moda, complementos y artículos de consumo

Se trata de la primera experiencia de misión comercial conjunta a un tercer mercado de patronales europeas de pymes.

Un grupo de empresarios y representantes de las patronales de pymes PIMEC y CNA (Italia) se ha desplazado a Shaoshing (China) entre el 27 de septiembre y el 1 de octubre. PIMEC y CNA (www.cna.it) comparten una larga e intensa relación y son miembros fundadores de la Confederación europea de pymes, SME UNITED (www.smeunited.eu).

La delegación, encabezada por Giusseppe Oliviero, presidente nacional de la CNA y vicepresidente de SME UNITED, ha participado en varios actos en torno al sector textil y de la moda, como la "World Textile Merchandising Conference" –con más de 600 asistentes–, un simposio sobre nanotecnología y tejidos, o la entrega de premios a diseñadores de todo el mundo (con unos 400 diseñadores participantes).

Asimismo, PIMEC se ha sumado a la iniciativa de la CNA, que ha creado en Shaoshing una plataforma de venta de moda, complementos y otros artículos de consumo (joyería, cosmética, etc.), conocida como "Fashion Dream Incubator" (www.fdiincubator.com).

Esta plataforma ya acoge 13 pymes y diseñadores italianos, que comercializan sus productos en China en condiciones muy favorables. Disponen de un Showroom y oficinas, así como de contactos con mayoristas y distribuidores chinos. Próximamente se abrirá también una sección de productos europeos en un nuevo centro comercial de la ciudad, así como un espacio de venta online en Wechat.

Shaoshing es ya un centro textil de alcance mundial, con una producción anual de tejidos e hilos por valor de 12.000 millones €, unos 9.000 millones de los cuales son exportados, sobre todo al sureste asiático, para la confección.

Con 5 millones de habitantes, la ciudad se encuentra a solo una hora de Shanghái en tren de alta velocidad y permite acceder a un mercado de consumo de 105 millones de habitantes en todo el Delta del Yangtzé. El Puerto de Ningbo, tercero de China y cuarto del mundo, se sitúa a solo 100 km de Shaoshing.

China se ha convertido ya en el primer mercado minorista de artículos de moda del mundo, con unas ventas de 271.449 millones € en 2018, frente a los 249.638 millones € en Estados Unidos, según la International Textile Manufacturers Federation (ITMF). Además, desde hace algunos años el país se ha consolidado como el primer mercado mundial de comercio electrónico, con unas ventas anuales de 572.000 millones € y unos 1.000 millones de compradores, de los cuales 149 millones compran productos extranjeros.

Una vez han desembarcado en China las grandes marcas de moda mundiales y todas las firmas del lujo, ahora es el turno de los diseñadores y artesanos que comercializan productos de alta calidad hechos en Europa. Este es el objetivo de la plataforma que promueven PIMEC y la CNA en Shaoshing. Esta estrategia de PIMEC se enmarca en la línea de facilitar los negocios de las pymes catalanas y ya se ha puesto en práctica en Estados Unidos, con una plataforma de negocios en el Estado de Virginia.