PIMEC presenta a los grupos parlamentarios propuestas de enmiendas al RDL 5/2021 en beneficio del tejido empresarial y exige su urgente tramitación

La patronal propone ampliar las ayudas directas a los sectores excluidos en los CNAE y a las empresas afectadas indirectamente por las restricciones, entre otras medidas.

La entidad presenta un listado de todas las actividades afectadas por los efectos de la pandemia y excluidas en el Anexo 1 del RDL y ha puesto varios ejemplos de sectores olvidados en dichas ayudas, exigiendo que no se limiten solo a determinados CNAE.

 

Barcelona, 13 de abril de 2021. PIMEC ha presentado a los grupos parlamentarios enmiendas para mejorar el Real Decreto Ley 5/2021 de apoyo a la solvencia de las empresas, que ahora se encuentra en trámite parlamentario, proponiendo una seria de medidas, fruto del diálogo con las pymes afectadas por la crisis. En primer lugar, la patronal ha exigido que la tramitación en el Congreso sea por la vía de la máxima urgencia, para que las ayudas lleguen a tiempo para evitar mayores daños a nuestra economía productiva.

En segundo lugar, ha planteado ampliar el alcance de las ayudas directas, ya que muchas empresas no cuentan con un claro encaje en la Clasificación Nacional de Actividades Económicas (CNAE), y por las complejas cadenas de valor que generan efectos indirectos, de modo que las restricciones a la actividad empresarial acaban afectando indirectamente a otros muchos ámbitos. Este es el caso, por ejemplo, del ocio educativo, los fabricantes de cafeteras, los comercios ubicados en zonas altamente turísticas o los fabricantes de medios de transporte, entre muchos otros. En este sentido, ha defendido ampliar los CNAES e incluir las actividades proveedoras, así como que las ayudas dependan exclusivamente de la caída en la facturación, igual que otros países de nuestro entorno.

En relación con la reestructuración de la deuda financiera del Covid-19, ha puesto de manifiesto que la dotación prevista de 3.000 millones de euros limita seriamente la eficacia de este instrumento, puesto que apenas un 5% de la deuda Covid-19 se podrá acoger potencialmente a la conversión de préstamos en subvenciones a fondo perdido, tal como prevé el Marco Temporal. Por eso, PIMEC y otras organizaciones europeas de pymes han solicitado a la Comisión Europea una acción coordinada que permita la quita parcial y reestructuración de las deudas Covid-19 de pymes, tal como se hizo en la crisis anterior con las deudas inmobiliarias de muchas entidades financieras. Así pues, la patronal reclama al Gobierno de España que impulse una propuesta de este tipo en el seno del Consejo Europeo. Además, ha defendido en este ámbito que la ampliación de plazos y carencias sea simultánea a la demanda de reestructuración de la deuda, entre otras cuestiones.

Sobre el fondo de recapitalización, PIMEC ve insuficientes los 1.000 millones y ha reclamado una mayor disposición del Gobierno a ampliar este mecanismo, siguiendo el ejemplo de otros países europeos. Además, la entidad considera imprescindible explorar fórmulas público-privadas para situar el tamaño del fondo de recapitalización de pymes a un nivel cercano al de las grandes empresas.

Por otro lado, PIMEC ha presentado un listado de todas las actividades afectadas por los efectos de la pandemia y excluidas en el Anexo 1 del RDL 5/2021 y ha puesto varios ejemplos de sectores olvidados en dichas ayudas. Por ejemplo: el ocio educativo y las actividades extraescolares, la fabricación y comercio cárnicos, las editoriales, los festivales de cine, la elaboración de pan y pastelería, la fabricación y comercio ópticos, o los estancos.