PIMEC pide que los ayuntamientos puedan disponer del superávit del 2019 y de remanentes para definir proyectos municipales de reactivación económica

La patronal calcula que esto supondría 2.700 millones de euros en Catalunya y hace una propuesta de las medidas prioritarias que deberían prever estos proyectos para mantener puestos de trabajo

Barcelona, ​​4 de mayo de 2020. PIMEC defiende que los ayuntamientos puedan disponer del superávit generado en 2019 y de los remanentes de años anteriores con el objetivo de definir e impulsar proyectos municipales de reactivación económica para poder mantener puestos de trabajo. Ante el descenso de actividad económica general y la situación en la que quedarán las pymes y los autónomos después de la crisis sanitaria de la covid-19, PIMEC se ha puesto en contacto con los ayuntamientos catalanes mediante una carta para hacerles saber que aplaude y defiende la posibilidad de que el gobierno español modifique la ley orgánica 2/2012, de 27 de abril, de estabilidad presupuestaria y sostenibilidad financiera, para que los consistorios de España puedan disponer del superávit generado en 2019, unos 3.830 millones de euros, y los remanentes de años anteriores, más de 7.000 millones de euros. Esta propuesta permitiría a los ayuntamientos de Catalunya disponer de unos 2.700 millones de euros para diseñar e impulsar proyectos municipales de reactivación económica. La patronal espera que esta medida se pueda aprobar en el Consejo de Ministros de mañana.

Además de pedir que los ayuntamientos reciban ese dinero, PIMEC propone que cada municipio ponga en marcha una comisión o una mesa para la reactivación económica, de la que deberían formar parte, entre otros, empresarios y representantes de los sectores económicos más importantes del municipio.

Por otra parte, la patronal expone las medidas prioritarias que deberían prever los proyectos municipales de reactivación económica de los ayuntamientos catalanes:

  • Rebaja del impuesto sobre bienes inmuebles (IBI) proporcional al tiempo de confinamiento y paralización de la actividad económica.
  • Exoneración del impuesto sobre actividades económicas (IAE), un tributo municipal íntimamente relacionado con el desarrollo efectivo de la actividad económica.
  • Creación de ayudas directas para cubrir costes fijos vinculados con la actividad de los autónomos, como alquileres o suministros.
  • Creación de cheques covid o subvenciones/desgravaciones para cubrir inversiones realizadas por autónomos o micro y pequeñas empresas aplicadas a su actividad en tres líneas: sistemas de protección y análisis sanitario, soluciones digitales para el negocio, y consultoría para la viabilidad, reorientación y reactivación económica y estratégica.
  • Establecimiento de una línea de microcréditos en condiciones ventajosas destinados a autónomos o micro y pequeñas empresas.
  • Continuación de las obligaciones de contratación pública que estén en marcha.
  • Impulso de la licitación de obras y servicios mediante la flexibilización de medidas que la doten de más agilidad.
  • Creación de bonos vacacionales o turísticos (hostelería, comercio, restauración, deporte...) a utilizar en establecimientos del propio municipio.
  • Creación de bonos culturales (teatro, cine, música, museos...) a utilizar en establecimientos del propio municipio.
  • Creación de bonos baby-sitting para los autónomos que deben trabajar y no pueden dejar a los niños en la escuela ni con otras personas por riesgo de contagio. 
Documents descarregables: