PIMEC manifiesta su malestar puesto que por segunda vez un comunicado del TSJC le llega con mucho retraso

Barcelona, 8 de julio de 2016. PIMEC quiere manifestar su malestar hacia el último auto del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) sobre la reordenación de la representatividad empresarial, puesto que por segunda vez ha tenido conocimiento con mucho retraso.

En relación a su contenido, el auto cuestiona que las razones de la entidad sean de interés público, hecho que supone una desconsideración hacia la representatividad institucional de las patronales en defensa de los intereses generales de los empresarios.

Además, el auto del TSJC pone de manifiesto que el interés principal de PIMEC para modificar el reparto de la representatividad es primordialmente económico, criterio que no responde en absoluto a las razones por los cuales la entidad actúa desde hace tiempo para determinar con objetividad y transparencia las cuotas de representatividad de las patronales.

Por este motivo, PIMEC señala que continuará hasta el final en esta cuestión, que hasta ahora sólo se ha resuelto mediante medidas cautelares, y que continuará denunciando la anormalidad que supone que Fepime tenga la condición de más representativa por silencio administrativo.