PIMEC Lleida suport a la indústrial

PIMEC Lleida pide medidas de apoyo a la industria para impulsar la actividad económica de las comarcas leridanas

Hoy se ha presentado en la sede leridana de la patronal el primer INFORMES del Observatori de la pimec sobre las pymes leridanas

Lleida, 29 de junio de 2016. PIMEC Lleida ha presentado hoy el informe “Economía y pyme en las comarcas de Lleida”, que ofrece información por comarcas sobre la riqueza generada, el mercado de trabajo, el sector exterior, el número de pymes y los resultados económicos de las pymes leridanas. La presentación ha ido a cargo de Jaume Saltó, presidente de PIMEC Lleida, y Modest Guinjoan, director del Observatori de la pimec.

El documento, elaborado por el Observatori de la pimec, recoge las siguientes conclusiones:

  • En 2012, el VAB de las comarcas de Lleida fue de 9.593 millones de euros. El 7,4% corresponde al sector primario, el 21,2% a la industria, el 7,3% a la construcción y el 64,2% a los servicios. Esto da a la agricultura, industria y construcción un mayor peso relativo en este territorio que en el conjunto del país.
  • En la industria, destaca el peso relativamente más alto que en Cataluña, en su conjunto, de dos bloques industriales: las industrias extractivas, la energía, el agua y los residuos, por un lado, y la alimentación, el textil, la madera, las artes gráficas, la química y el caucho, de la otra.
  • El menor peso relativo de los servicios se explica por una menor importancia de la industria hotelera, de las actividades financieras y seguros; y de las actividades inmobiliarias, técnicas y administrativas. El comercio tiene un peso similar a la media, y la administración pública y otros servicios tienen un peso ligeramente superior.
  • A nivel agregado, la renta per cápita de las comarcas leridanas se sitúa en el 90% de la media catalana.
  • En 2015 había 156.661 personas afiliadas a la Seguridad Social, un 9,3% menos que en 2008. Esta caída ha sido más acusada que en el conjunto catalán.
  • Los autónomos representan el 23,9% de los afiliados (por encima del 18,3% en Cataluña). Durante los años de crisis los centros de trabajo han aumentado su dimensión mediana.
  • Las comarcas leridanas presentaban una tasa de paro del 13,5% a finales del 2015, inferior a la media catalana en 2,5 puntos porcentuales. En cuanto la estacionalidad trimestral, la variabilidad ha aumentado más que al conjunto de Cataluña.
  • En las comarcas de Lleida había, en 2013, unas 5.400 sociedades pymes que presentaron sus estados contables al Registro mercantil. A partir de estos datos se concluye que la facturación por sociedad es un 17% inferior a la del conjunto de Cataluña, que la productividad por trabajador es inferior en un 14,6%, pero que la rentabilidad financiera (resultado antes de impuestos/patrimonio limpio) fue un 4%, ligeramente superior a la catalana (3,8%).


Teniendo en cuenta las características concretas del territorio, el presidente de PIMEC Lleida, Jaume Saltó, ha puesto de manifiesto algunos aspectos en que habría que incidir para impulsar la actividad económica de las comarcas leridanas:

  • Mejorar las infraestructuras de transporte, especialmente la N-230, que enlaza con Francia por Vielha, y la N-240 para conectar las comarcas leridanas y el resto del Estado. Así mismo, hay que mejorar los servicios de transporte público de pasajeros y abaratar las vías de alta velocidad para el tránsito privado y también mejorar la frecuencia y competitividad en precio de los servicios ferroviarios de mercancías y coordinarlos con el alta velocidad.
  • Apoyo a la industria, un sector con un papel importante en el territorio como lo demuestra su mayor peso ante el conjunto de Cataluña. La oferta de suelo en Lleida permitiría explotar más esta potencia si se mejoraran los servicios de los polígonos. También habría que evaluar los costes tributarios y administrativos de tal manera que no desincentivaran la actividad del territorio. Por este motivo, desde PIMEC Lleida se pide una apuesta por parte de las administraciones para impulsar la actividad industrial facilitando la instalación y funcionamiento de las pymes industriales en el territorio.
  • Ajustar la formación y la ocupación. Las pymes manifiestan carencias en personal calificado en la metalurgia, la restauración, el mantenimiento o en ciertos perfiles tecnológicos. La patronal pide la colaboración entre agentes formativos y empresariales a fin de ajustar la oferta y la demanda de calificaciones profesionales. Al mismo tiempo, hay que impulsar la calidad formativa, por ejemplo, mejorando los recursos que permitan aumentar la ocupabilidad de los ofertantes de trabajo.
  • Mayor sensibilidad administrativa hacia las pymes. La patronal cree que hay que mejorar la eficiencia en la utilización de los recursos destinados a la promoción económica y facilitar el acceso a las pymes. En este sentido, pedimos una ventanilla única para los trámites exigidos por parte de la administración y que en los casos de contratación pública se dividan en lotes para tener en cuenta la realidad empresarial de la demarcación.
  • Racionalizar el ordenamiento comercial. La previsión de algunos proyectos de grandes superficies comerciales probablemente sean excesivos por la demanda existente. La instalación de grandes superficies comerciales no es necesariamente perjudicial, pero tendría que hacerse de acuerdo con las necesidades reales y potenciales, es decir, según la demanda prevista. Y también hay que tener en cuenta su ubicación para evitar flujos innecesarios o excesivos desde el centro hacia la periferia de las ciudades, con el impacto que esto puede tener sobre las ciudades y sus barrios.
  • Aprovechar los potenciales económicos. Más allá de la riqueza que actualmente generan las comarcas leridanas, se dispone de infraestructuras que podrían impulsar la actividad económica del territorio como el aeropuerto de Lleida, potencial vía para la exportación de mercancías. Esto comportaría desarrollar una plataforma logística en paralelo al aeropuerto