PIMEC lamenta la oportunidad perdida de crear un gobierno estable

La entidad lamenta que las formaciones políticas actúen únicamente en clave partidista y no con la voluntad de defender los intereses generales del país

Barcelona, 25 de julio de 2019. PIMEC lamenta que se haya perdido la oportunidad de crear un gobierno estable, después de que PSOE y Unidas Podemos no hayan llegado a ningún acuerdo que permita la constitución de un nuevo gobierno. La entidad ve con preocupación la falta de estabilidad que comporta este escenario y lamenta que las formaciones políticas actúen únicamente en clave partidista y no con la voluntad de defender los intereses generales del país.

La patronal quiere recordar la necesidad de emprender las reformas y acciones que ayuden a crecer y fortalecer el tejido productivo. En este sentido, habría que bajar la fiscalidad de las pymes y adaptarla a las diferentes estructuras organizativas de las empresas. En cuanto a la energía, hay que actuar para reducir el coste energético que pagan las pymes y los autónomos, los más altos de Europa, y en cuanto a la morosidad, hay que instaurar de una vez un régimen sancionador que penalice a las empresas que no cumplen con la ley de lucha contra la morosidad.

En infraestructuras, hace falta que se cumplan las inversiones presupuestadas en Cataluña y hacer realidad el Corredor Mediterráneo. Por otro lado, hay que disponer de una ley de la Segunda Oportunidad con efectos reales para ayudar a los empresarios honestos que han quebrado y que quieren volver a emprender. También es necesario tomar las medidas necesarias para llegar al equilibrio entre la oferta y la demanda de la Formación Profesional, puesto que todas las empresas necesitan gente cualificada. Por último, en materia de autónomos, y entre otras medidas, se tendría que adaptar la cotización en función de los volúmenes de actividad de cada autónomo.

PIMEC apela a la responsabilidad de los partidos políticos para que puedan llegar a acuerdos efectivos que den estabilidad para gobernar en una legislatura sólida y duradera y que permita que la economía y el tejido empresarial puedan seguir creciendo.