PIMEC cree que es un momento favorable para restablecer puentes de diálogo, solucionar agravios y normalizar las relaciones entre Cataluña y España

La patronal considera que algunas cuestiones necesitan una urgente solución política

Barcelona, ​​19 de septiembre de 2018. La Junta Directiva de PIMEC, reunida ayer, ha acordado hacer el siguiente posicionamiento con motivo de los diferentes acontecimientos ocurridos hace un año, que convulsionaron la situación política y social del país y que han marcado fuertemente la actual coyuntura en la que nos encontramos inmersos. Asimismo, los miembros de la Junta consideran que, a las puertas del otoño, con todo lo que este representa, y teniendo en cuenta la constitución de los nuevos gobiernos catalán y español, es un momento muy favorable para restablecer puentes de diálogo, solucionar agravios sociales, económicos y culturales y normalizar las relaciones entre Cataluña y España.

1. DIÁLOGO. Insistimos en que el diálogo es la mejor forma de hacer política en un estado democrático. Este debe ser abierto y constructivo, siempre pensando también en el futuro de las nuevas generaciones de ciudadanos y, por tanto, debe traducirse en la toma de decisiones y cambios. Esto debe hacerse con cierta celeridad, ya que los tiempos actuales no aconsejan demorar decisiones. Además, hay cuestiones previas en el camino del diálogo que necesitan una urgente solución política.

2. DEMOCRACIA. Creemos que nuestro sistema democrático es mejorable. No basta con que se cuenten nuestros votos, es necesario que también se cuente con las opiniones de los ciudadanos. La separación e independencia de los tres poderes del Estado: ejecutivo, legislativo y judicial representan la columna vertebral de cualquier democracia avanzada y su correcto funcionamiento garantiza su solidez y su calidad.

3. DERECHO A DECIDIR. Creemos en el derecho a decidir y que este sea pactado con el Estado español para que se establezcan las condiciones y las garantías justas y necesarias. PIMEC fue la primera organización empresarial en defenderlo hace más de 4 años.

4. LEGALIDAD. En todo momento hay que respetar las leyes, entendiendo que ésta no es una realidad rígida e inamovible, sino que debe ser adaptable y flexible a las nuevas y continuas necesidades que vayan surgiendo y a las inquietudes que exprese la ciudadanía, siempre teniendo en cuenta y respetando los derechos de las minorías.

5. RESPETO A LA PLURALIDAD. Respetamos, como no podría ser de otra manera, las diferentes ideas de todas las personas que dirigen las empresas, gremios, asociaciones y federaciones que forman parte de nuestra entidad. Como hemos dicho repetidas veces, en las democracias no votan las empresas sino las personas.

6. PERTENENCIA. Hemos declinado y declinaremos hacer posicionamientos que no respeten la pluralidad de pensamientos de nuestros asociados, aunque ello pueda interpretarse como que "no formar parte" de una determinada corriente de opinión equivale a alinearse a favor de otra. En este sentido, evitaremos formar parte de cualquier comisión, mesa de trabajo o similar que no tenga como objetivo avanzar en el diálogo y beneficiar al conjunto de los empresarios, empresarias y profesionales autónomos de Cataluña, independientemente de su lícita expresión ideológica.

7. REPRESENTATIVIDAD Y DEFENSA. El papel de PIMEC, como agente social y económico, es el de representación y defensa de las pymes y autónomos, en su perspectiva más amplia y global. Esto hace que nuestra labor se desarrolle tanto en Cataluña como en España y también en Europa, lugares donde debemos entendernos con los gobiernos y los parlamentos democráticamente elegidos por la ciudadanía y que, por tanto, cada cierto tiempo son modificados; intentando incidir e influir en sus decisiones para favorecer los intereses de nuestro tejido empresarial.

8. CREADORES DE RIQUEZA Y DE EMPLEO. Alertamos que el tejido de pymes y autónomos, principal creador de riqueza y empleo, está sufriendo desde hace unos años un empobrecimiento continuado.

9. EQUIDAD Y TRANSPARENCIA. Nuestro modelo de sociedad es el que permita, dentro de un marco amplio de libertades, la iniciativa privada, la libre competencia y la libertad de empresa, como generadoras de riqueza y bienestar social. Rechazamos todo tipo de desigualdad y defendemos la aplicación de políticas de equidad y transparencia.

10. NUESTRA RAZÓN DE SER. Como siempre hemos hecho, seguiremos trabajando por y para las pymes y autónomos de Cataluña.

 

 

 

Documents descarregables: