PIMEC constata que un 36,6% de la financiación de la línea de créditos ICO se ha destinado a renovar operaciones y no a aportar nueva liquidez

La patronal pide por carta a la ministra Nadia Calviño que el Gobierno español introduzca un tramo de la línea de avales especial para pymes con facturación inferior a 10 millones de euros que contemple un plazo a 6 años, una garantía del 90% y un interés fijo del 1,5% sin comisiones ni contrapartidas, entre otras cuestiones.

Barcelona, 8 de mayo de 2020. En relación a una de las medidas específicas del gobierno estatal, como es la línea de avales ICO por un importe de hasta 100.000 millones de euros, contemplada en el RDL 8/2020, PIMEC constata que un 36,6% de la financiación a pymes y autónomos se ha destinado a renovar operaciones y no a aportar nueva liquidez. Durante la presentación del informe ‘Encuesta empresarial sobre los créditos ICO avalados. Condiciones de financiación de la línea de créditos Covid-19’ en una rueda de prensa telemática, el presidente de PIMEC, Josep González, ha anunciado que ha pedido en una carta a la ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, introducir un tramo de la línea de avales especial para pymes con facturación inferior a 10 millones de euros que contemple un plazo a 6 años, una garantía del 90% y un interés fijo del 1,5% sin comisiones ni contrapartidas, entre otras cuestiones, destinado íntegramente a nueva financiación, y con plazo de abono máximo de 3 días desde la fecha de firma para las operaciones en general e inmediato para operaciones hasta 100.000 €.

Entre otras cuestiones, la carta también instaba a la vicepresidenta tercera del Gobierno español a que el Ejecutivo ponga en marcha la supresión del IVA para los sectores más afectados por la crisis del Covid-19 y garantizar el pago de deudas a los proveedores excedidas de los plazos que marca la ley de morosidad.

El presidente de PIMEC considera que los gobiernos español y catalán tendrían que haber impulsado “más medidas y que éstas no representen endeudamiento para las empresas”, y ha lamentado que “las ayudas son limitadas en cantidad y han llegado con retraso”. Por otro lado, considera insuficiente el tiempo para la finalización de los ERTE de fuerza mayor hasta el 30 de junio y ha criticado la obligación de mantener la plantilla hasta el 31 de diciembre. Finalmente, ha valorado positivamente el acuerdo con las entidades bancarias para avanzar el pago de los ERTE.

En su intervención, el director de Consultoría Estratégica y Financiación de PIMEC, Pere Cots, ha destacado sobre los créditos ICO que la aplicación del esquema de garantías presenta distorsiones centradas en formas y plazos no adecuados para pymes y autónomos y en aplicaciones a renovaciones de préstamos en porcentajes excesivos. “Las condiciones en términos de tipos de interés y comisiones no reflejan en todos los casos la disponibilidad de garantía para la entidad”, ha añadido.

Teniendo en cuenta que la Unión Europea, dentro del marco temporal de ayudas, marca el objetivo de asegurar liquidez y acceso a la financiación a los beneficiarios, especialmente pymes, PIMEC destaca que las micro, pequeñas y medianas empresas y los autónomos han solicitado financiación por un importe mediano de 195.000 euros, cifra que representa un 9,3% del volumen total de su facturación media. Sobre la modalidad de esta financiación, la más formalizada ha sido el préstamo a 5 años, solicitado en un 73,0% de las operaciones realizadas.

La patronal catalana lamenta que un 15,9% de las operaciones cerradas de las pymes y autónomos ha servido para compensar otros productos financieros que ya tenían concedidos con anterioridad y esto ha provocado que un 36,6% de la financiación contratada se haya destinado a renovaciones y no a nueva liquidez. Por otro lado, critica que a un 88,8% de las pymes y autónomos se le ha aplicado comisión por apertura en la financiación subscrita, de una media de un 0,37%, y a un 80,5% comisión por amortización anticipada, de una media de un 1,00%. Además, explica que a un 11,5% las entidades financieras las han obligado a contratar productos accesorios al formalizar las operaciones, destacando los seguros de vida.

El informe constata que casi tres de cada cuatro operaciones de financiación se han formalizado con tipo de interés fijo, con una media de tipo de 2,12%, lográndose en algunos casos hasta un máximo de un 6,0%, mientras que un 26,7% de las operaciones se han contratado con tipos de interés variable, con la aplicación de un diferencial sobre el euríbor de 1,95% de media, llegando a un máximo del 4,6% en algunos casos.

“Las pymes y autónomos tardan de media unos 12 días en recibir el abono de los préstamos desde la firma de los contratos, y a una de cada cuatro de ellas se le cobran las comisiones bancarias antes de hacerse efectivo el ingreso en su cuenta”, ha añadido Pere Cots en relación a este informe basado en los resultados de la cuarta encuesta de PIMEC a pymes y autónomos, realizada entre los días 21 y 27 de abril.