La morosidad de las empresas del IBEX sigue empeorando, con 160 días de plazo medio de pago, y casi triplica los límites que marca la Ley

• PIMEC y la PMcM piden a nuevo Gobierno que salga elegido de las urnas el cercano 26 de junio que acabe con "este abuso" implantando un régimen sancionador

Madrid, 15 de junio de 2016.-PIMEC y la Plataforma Multisectorial contra la Morosidad (PMcM) han realizado, un año más, un análisis exhaustivo y detallado de los balances del sector no financiero del IBEX 35 y el resto del mercado continuo a partir de los datos publicados por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). En líneas generales, las conclusiones apuntan que las empresas cotizadas pagaron, en 2015, sus proveedores en plazos superiores a los permitidos por el apartado 3 del artículo 4 de Ley 3/2004, de 29 de diciembre, en virtud de la reforma introducida por la Ley 15/2010, de Lucha contra la Morosidad. La revisión de la PMcM detecta que las compañías del selectivo liquidaron las facturas en un periodo medio de 160 días, casi el triple del plazo permitido (60 días).

Los balances de la CNMV ponen de manifiesto que la morosidad de las compañías del selectivo llega a los 54.110 millones de euros. En 2015 se apreció un ligero empeoramiento del 2% en el plazo medio de pago de las empresas no financieras de la IBEX, que aumentaron en cuatro días los tiempos de liquidación respecto al mismo periodo de 2014 y pasaron de 156 en 2014 a 160 el año pasado.

"Esta situación habría mejorado si se hubieran emprendido las medidas que hemos propuesto desde PIMEC, por ejemplo, la implantación de un régimen sancionador; esperamos que el nuevo Gobierno que salga elegido de las urnas el cercano 26 de junio sea sensible ante este «abuso» por parte de las grandes compañías y decida ponerlo en marcha con la mayor celeridad posible", manifiesta el secretario general de PIMEC y presidente de la PMcM, Antoni Cañete.

Plazos medios de pago y cobro de las empresas cotizadas (número de días) 

Morosidad de compañías cotizadas por sectores económicos

Los principales sectores de actividad de las compañías cotizadas (IBEX y el resto del mercado continuo) presentan una evolución dispar en cuanto a plazos medios de pago, aunque sus tiempos de liquidación siguen estando fuera de los límites que marca la ley. En 2015, el plazo medio de pago de las sociedades cotizadas no financieras fue de 173 días, lo que supone un incremento del 1% sobre el plazo de 2014, que fue de 171. El sector que más aumentó su tiempo de liquidación fue energía, con un 9%. Por su parte, los sectores de industria, construcción e inmobiliario y comercio y servicios, registraron una mejora en los plazos del -1%, -2% y -8%, respectivamente.

Los datos analizados revelan que el sector del comercio y servicios es el que registra una mayor demora en la liquidación de las facturas. Sus plazos medios de pago llegaron a los 255 días en 2015, ante los 278 de 2014.

Al sector del comercio y servicios lo sigue de cerca construcción e inmobiliario, con 248 días, 6 menos que en 2014; industrial, con 195, 2 días menos; y energía, con 95, 8 días más.

Estas cifras de pago a proveedores contrastan con las correspondientes a los cobros que estas mismas empresas realizan a sus respectivos clientes. En el caso de las empresas no financieras de la IBEX, se trata de periodos notablemente más reducidos: 68 días, un 8% menos si se comparan con los plazos de cobro de 2014 (74 días).

Por sectores de las empresas cotizadas (selectivo y el resto del mercado continuo), construcción e inmobiliario repite como ámbito económico que presenta unos periodos de cobro más largos. En 2015, las empresas de este ámbito cobraron sus facturas a 105 días, 12 menos que en 2014 (-11%). El plazo medio de cobro de las compañías industriales del IBEX llegó a los 94 días, seguido por el del comercio y servicios (57) y energía (55).

El secretario general de PIMEC y presidente de la PMcM, Antoni Cañete, ha reiterado que "estos datos evidencian que algunas de estas grandes compañías se financian, en cierto modo, a expensas de sus propios proveedores, mayoritariamente pymes y autónomos. Vulneran la ley haciendo uso de su posición de dominio, provocando que nuestras empresas y autónomos pasen por una situación de desigualdad e inferioridad y, al mismo tiempo, que sean menos viables y competitivas que las empresas de los países de nuestro entorno. Sólo con un régimen sancionador erradicaremos esta lacra".

Estimación de intereses de demora y volumen de facturas pagadas fuera de los plazos de la Ley

Nota: El ahorro financiero se ha calculado como la estimación del coste de financiación de cartera excedida de plazo legal, al tipo de interés medio para operaciones de crédito de más de 1 millón de euros en 2015 (tipo de interés publicado por el Banco de España). Los intereses de demora se han calculado al tipo de interés oficial, el 8,05%.

Ahorro financiero, intereses de demora y facturas que exceden los plazos legales

El análisis de la PMcM concluye que el alargamiento de los plazos medios de pago ha supuesto también un aumento del importe total de las facturas que se liquiden por encima de los límites de la ley. En 2015, los balances de la CNMV ponen de manifiesto que las empresas del selectivo tenían en cartera más de 54.110 millones de euros sobrepasando los 60 días legales. Esta situación representaría unos supuestos intereses de demora de 1.196 millones de euros y un ahorro financiero que asciende hasta los 1.065 millones de euros.

Si se tienen en cuenta también los datos agregados del resto del mercado continuo, el importe de las facturas en cartera por encima de los plazos que marca la Ley es de 66.997.000 euros, mientras que los intereses de demora llegarían a los 1.676 millones.

La PMcM ha ajustado ligeramente la metodología de su análisis de los balances del sector no financiero del IBEX 35 y del resto del mercado continuo a partir de los datos publicados por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), siguiendo las indicaciones de expertos y colaboradores en economía financiera y contabilidad.

Pendientes de la decisión de la UE ante la devolución de los intereses de demora

PIMEC y la PMcM continúan expectantes ante la inminente sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) sobre la devolución de los intereses de demora a los proveedores por parte del Gobierno (unos 3.000 millones de euros). La renuncia fue impuesta por el artículo 9.2 del Real decreto ley 4/2012 como condición inevitable si los acreedores querían cobrar sus facturas atrasadas en los planes de pago a proveedores.

El secretario general de PIMEC y presidente de la PMcM, Antoni Cañete, confía que el Tribunal reflexione sobre la naturaleza “voluntaria” de la renuncia a los intereses (que argumentaba en sus conclusiones la abogada general) y dicte sentencia declarando la ilegalidad. La Directiva europea señala explícitamente que “la cláusula de renuncia a los intereses de demora es abusiva".

En este sentido, Cañete señala que "no es comprensible que los ciudadanos y empresas tengamos que pagar intereses cuando liquidamos nuestros impuestos fuera de plazo, y que no pase el mismo con las AP. Lo justo seria que estas pagaran de oficio los intereses de demora".

Así mismo, recuerda a los afectados que no habrá nada en firme hasta que el TJUE se pronuncie, por lo cual los anima a reclamar formalmente los intereses de demora porque, si la sentencia es favorable, puedan recuperarlos al haber interrumpido su prescripción a tiempo. "En la página web de la PMcM encontrarán gratuitamente un formulario con el Modelo de Reclamación y la calculadora de los intereses de demora", añade.