La activación del Consejo del Trabajo Autónomo es la clave para emprender urgentemente una verdadera política para los autónomos

Autònoms PIMEC valora positivamente pero con cautela los datos sobre trabajo autónomo del mes de junio

Barcelona, 19 de agosto de 2019. Según datos del Observatorio del Trabajo y Modelo Productivo, basadas en la Tesorería General de la Seguridad Social, el número de afiliados por cuenta propia experimentó en Cataluña un crecimiento de un 0,7% el pasado mes de junio respecto de marzo, algo que significa un aumento de 4.110 personas. Con un global de 556.048 afiliados, esto significa que el trabajo autónomo representa el 15,9% del total de la afiliación catalana, porcentaje inferior al 17% que supone en el conjunto estatal.

El colectivo de los autónomos personas físicas, el más importante dentro del trabajo autónomo (60% del total), registró en junio un incremento de un 1,1% en relación con el mes de marzo, con 3.492 personas más. A pesar de lo anterior, desde el punto de vista anual se observa una evolución descendente del trabajo autónomo si se compara con la marcha del mes de junio de 2018. Concretamente, los afiliados por cuenta propia cayeron un 0,3% en relación a hace un año, destacando el retroceso del colectivo de socios de sociedades, con una bajada de un 7,9%. Es decir que el grupo de los autónomos personas físicas experimentó un aumento de un 0,7%, tasa que, sin embargo, fue más moderada que la de meses atrás. Todo esto contrasta con la evolución positiva que continuó patentizando el número de afiliados por cuenta ajena, que creció un 2,8%, ritmo de crecimiento, aun así, también más reducido que el de meses anteriores.

Según el Presidente de Autónomos PIMEC, Miquel Camps, “estos datos parecen dibujar un proceso de moderación en la marcha del trabajo autónomo en Cataluña que obligan a realizar políticas activas”, teniendo en cuenta el contexto interno e internacional que se perfila en el segundo trimestre de este año, caracterizado por una pérdida de dinamismo de la economía y por grandes incertidumbres en varios frentes (gobierno estatal, economía comunitaria, comercio internacional, Brexit, …). Frente a esto, Miquel Camps pide “la activación del Consejo del Trabajo Autónomo de Cataluña, constituido a finales del pasado mes de julio, para que diseñe urgentemente una verdadera política pública de impulso y apoyo para los autónomos que llegue a tiempo para responder a la realidad actual del sector”.