Código deontológico

CÓDIGO DEONTOLÓGICO de PIMEC                                                                                                                      

Misión:

“Como organización empresarial más representativa de Cataluña, representamos y defendemos los intereses y valores de las micro, pequeñas y medianas empresas y los autónomos delante de las administraciones, el resto de agentes sociales y la sociedad en general, y contribuimos activamente a su crecimiento y competitividad”.


PREÁMBULO

El presente código deontológico de PIMEC, Pequeña y Mediana Empresa de Cataluña, nació el año 2008, por iniciativa del Presidente y del Comité Ejecutivo de la Entidad.

Algunas modificaciones legislativas, que han generado nuevas necesidades de prevención penal, establecidas en el ámbito de la responsabilidad de las personas jurídicas, han hecho recomendable esta situación, en que se mantiene el mismo espíritu que inspiró el texto inicial, que ha dado resultados muy satisfactorios y ha contribuido al crecimiento y la expansión de la Entidad.

Entre los cambios que se han introducido cabe destacar que se han definido más ampliamente las normas de comportamiento, basadas en los principios y valores de nuestra Entidad, y que, entre otros, son el del respeto, lealtad, transparencia, compromiso, integridad, honradez, honestidad, humildad, cultura de trabajo y también el de solidaridad, que se canaliza especialmente a través de la Fundación PIMEC.

En esta actualización, también se ha aumentado el número de personas a las cuales se les aplica el presente Código, que a partir de ahora afectará y será de cumplimiento obligatorio para todas las personas que formen parte de la Entidad (“el equipo PIMEC”), tal como se define en el punto 1, ámbito personal de aplicación; se prevé una importante tasca de formación, divulgando e informando del contenido del Código a todo el colectivo; se crea un Comité Deontológico, con carácter independiente, para mejorar el control y la vigilancia de la aplicación del Código; se contempla un régimen sancionador en el caso que se produzcan incumplimientos y, finalmente, se regula una comprobación periódica del funcionamiento de la aplicación del modelo preventivo.

 

1. ÁMBITO PERSONAL DE APLICACIÓN

El presente Código Deontológico es de obligado cumplimiento y afecta a todas las personas que forman parte de PIMEC:

-Cargos directivos o electos: el presidente, los vicepresidentes, los vocales del Comité Ejecutivo y los miembros de la Junta Directiva;

-cargos consultivos: adjuntos y asesores de la presidencia;

-miembros del órgano de gestión: comisiones ejecutivas y consejos territoriales y sectoriales, miembros de las comisiones de trabajo y otras opciones de organización interna;

-cargos ejecutivos, secretario general y directivos contratados para realizar tareas de dirección;

-personal contratado, cualquiera que sea el régimen jurídico laboral o de prestación de servicios bajo el cual realicen su trabajo.

A todas estas personas, el presente Código se refiere como “el equipo PIMEC”.

Todo este conjunto de personas, además de cumplirlo, deberán conocer, aceptar y firmar el presente Código Deontológico. El hecho de no firmarlo supondrá la renuncia automática a su cargo.

 

2. PRINCIPIOS, VALORES Y NORMAS DE COMPORTAMIENTO

Las normas de comportamiento que se exponen a continuación no pretenden recoger la totalidad de situaciones en que se pueden encontrar los integrantes del “equipo PIMEC”, sino que establecen las líneas y directrices generales que deben regir su forma de actuar en las respectivas actividades profesionales.

2.1. Política de transparencia

a) Transparencia Informativa

PIMEC mantendrá una política de transparencia informativa, dando publicidad e información veraz de las actividades a sus asociados y a la sociedad en general, cumpliendo las normas y disposiciones vigentes que le sean de aplicación en el ámbito de la transparencia de la información.

Para PIMEC es prioritario conocer las opiniones de sus asociados, a fin de poder darles un mejor servicio. Por este motivo tendrá siempre abiertos todos los canales necesarios para mantener esta comunicación constante.

b) Transparencia con Asociados y Clientes

Se evitará cualquier tipo de influencia por parte de asociados o clientes que puedan alterar la objetividad profesional de PIMEC. A parte de las relaciones comerciales o mercantiles, normales entre empresas, nadie no podrá cobrar ninguna clase de remuneración provinente de asociados o clientes.

c) Transparencia con Proveedores

Para la compre de bienes y la contratación de servicios, obras y suministros, la Entidad se regirá por el criterio de la mejor oferta, teniendo en cuenta el precio, la calidad y la adecuación a las especificaciones y requerimientos.

Para decidir la compra o la contratación se procurará siempre disponer de tres ofertas diferentes, que serán conservadas y archivadas en el correspondiente expediente. Los procesos de selección de proveedores se ajustarán a criterios de máxima objetividad y las informaciones y los precios ofertados serán tratados de forma confidencial.

d) Transparencia Económica

PIMEC asume el compromiso de prevención de pagos irregulares y de blanqueo de capitales y evitará toda actuación que se pueda considerar irregular en sus relaciones con asociados, clientes, proveedores, competidores y autoridades. Se tendrá especial cura con los pagos en metálico que resulten inusuales, así como en los realizados con cheques al portador o con divisas o de cuentas residentes a paraísos fiscales.

Se prestará especial atención cuando se detecten indicios de incumplimientos de la legalidad, en personas o entidades que se relacionen con PIMEC.

PIMEC se abstendrá de realizar donativos o aportaciones a partidos políticos, medios de comunicación, autoridades o funcionarios públicos, organismos o administraciones en general.

Las dietas u otras percepciones económicas que cualquiera de las personas integrantes del “equipo PIMEC” puedan percibir de los organismos o administraciones donde participen en representación de PIMEC, serán cedidas a la Entidad. PIMEC tiene su propio sistema de “dietas y gastos de representación” para compensar los gastos que la propia representatividad pueda ocasionar a las personas.

2.2. Cumplimiento de la legalidad

Todas las personas integrantes del “equipo PIMEC” cumplirán la legalidad vigente, atendiendo al espíritu y la finalidad de las normas.

Cualquier persona del “equipo PIMEC” tiene la obligación de informar al Comité Deontológico p el Comité Ejecutivo sobre cualquier procedimiento judicial o administrativo de carácter sancionador, en que sea parte investigada o inculpada, y que pueda afectar al ejercicio de sus funciones o perjudicar la imagen de la Entidad.

2.3. Compromiso de lealtad

El conjunto de los integrantes del “equipo PIMEC” desarrollaran su trabajo y sus respectivos cargos con lealtad a la misión de la Entidad y a los valores, principios y normas de comportamiento contenidos en el presente Código Deontológico.

2.4. Carácter apolítico y no partidista

La Entidad, por sus finalidades de defensa de los intereses empresariales de sus asociados, debe tener un trato fluido con todos los poderes políticos y administraciones, por la cual cosa mantendrá un carácter apolítico, que todos los integrantes del “equipo PIMEC” respectaran, procurando en todo momento separar su representación de la Entidad de sus afinidades políticas personales, absteniéndose de hacer declaraciones o actuaciones públicas en el ejercicio de su cargo que puedan comprometer esta neutralidad política de la Entidad.

Incompatibilidades: Si en algún momento se produjera alguna incompatibilidad manifiesta o un conflicto notorio entre la condición de miembro del “equipo PIMEC” y algún otro cargo externo a la Entidad que alguna persona pueda ostentar, esta renunciará voluntariamente y de forma inmediata a alguno de los dos cargos, para no perjudicar a la Entidad. En caso de duda sobre si existe o no incompatibilidad con el cargo externo, el Comité Deontológico y/o el Comité Ejecutivo de la Entidad deberán decidir si se da autorización para ocupar los dos cargos, o no.

2.5. Relaciones de trabajo

Forman parte de la cultura y el estilo de trabajo de la Entidad el respeto a las personas y a los compromisos, el afán de resolver las cuestiones, la efectividad, la eficiencia, la iniciativa, la creatividad, la generación de confianza, la creación de sinergias entre los diferentes estamentos de la Entidad, el trabajo en equipo, la vocación de servicio al asociado y al cliente, la disciplina y la mejora continua, buscando siempre la calidad y la excelencia.

Todas las personas integrantes del “equipo PIMEC”:

-Cumplirán la legislación laboral, de seguridad y riesgos laborales y de protección del medioambiente. En cuanto a la seguridad, hará falta una especial atención a la cuestión de la ciberseguridad.

-Fomentaran la igualdad de trato entre hombre y mujeres y la igualdad de oportunidades.

-No toleraran comportamientos discriminatorios, ni ninguna manifestación de violencia, acoso de cualquier tipo, laboral, sexual, psicológico, moral u otros, ni abusos de autoridad en el trabajo. Tampoco las conductas ofensivas o intimidatorias que tengan como consecuencia atentar contrala dignidad de la persona y crear un ambiente hostil o humillante.  

-Dentro de la propia ética de comportamiento, no se aceptarán faltas de honestidad profesional o de disciplina, ni que nadie tenga actuaciones o conductas que perjudiquen la Entidad, sea o no en beneficio propio o de algún tercero.  

En cuanto a la contratación de personal y con tal de garantir la imparcialidad y la objetividad en la selección, la Entidad se regirá siempre por criterios profesionales, bien de la propia Consultoría de RH interna, o de empresas externas especializadas en procesos de selección.

2.6. Optimización de recursos

Todas las personas integrantes de los órganos de gobierno y de gestión de PIMEC aceptan el compromiso de optimizar los recursos que la Entidad recibe de sus asociados, clientes y de la sociedad en general, y de velar para que la propia Entidad genere sus recursos propios, asegurando así la continuidad del proyecto con la plena independencia económica.

También de hacer un uso responsable y eficiente, utilizándolos de forma diligente y exclusivamente en actividades profesionales de interés para PIMEC.

2.7. Asistencia regular a las reuniones

Todas las personas integrantes del “equipo PIMEC” y en especial las que formen parte de los órganos de gobierno y de gestión de PIMEC se comprometen a asistir con regularidad a las reuniones de los mencionados órganos, de los grupos de trabajo o comisiones a los que pertenecen y a las cuales estén convocados para representar a la Entidad en otros organismos, entidades o delante de las diferentes administraciones.   

2.8. Incompatibilidades y conflictos de intereses

Las personas integrantes del “equipo PIMEC” podrán ser proveedores de servicios o productos a la Entidad, por ellas mismas o a través de otras empresas vinculadas de forma familiar o societaria, siempre de acuerdo con lo que indica el punto 2.1.c).

Con tal de fomentar la más absoluta transparencia, el Secretario General deberá informar semestralmente de esta relación comercial y de su volumen al Comité Ejecutivo de la Entidad, que será quien la autorice.

Se evitarán las situaciones que puedan dar lugar a conflicto entre los intereses personales, propios o de personas con vínculos familiares o afectivos, y los de PIMEC. En el caso que se produzcan, las personas afectadas deberán comunicarlo al Comité Deontológico y se abstendrán de tomar decisiones o de influir significativamente.

Según la característica concreta de estos posibles conflictos, el Comité Deontológico, con el conocimiento del Comité Ejecutivo, podrá, o no, dar autorización para la actuación correspondiente.

Los miembros del “equipo PIMEC” se comprometen a no hacer un mal uso de su cargo para conseguir un beneficio propio o ganancias externas.

2.9. Confidencialidad y protección de datos

Todas las personas integrantes del “equipo PIMEC” se comprometen a tener la máxima confidencialidad respecto de la información que, por razón de su cargo o de su trabajo, puedan conocer, especialmente por lo que hace referencia a los asuntos internos de la Entidad y a cualquier otro que, por su naturaleza, sea susceptible de causar perjuicios morales, materiales o económicos a terceros, si no es tratado con la debida confidencialidad.

Aceptaran por escrito su compromiso de mantener la confidencialidad de los datos personales de asociados, clientes, proveedores y de miembros del propio “equipo PIMEC”, y de cumplir con los procedimientos en materia de protección de datos de carácter personal, de acuerdo con la legislación vigente.

Así mismo se comprometen a transmitir con la máxima celeridad, aquellas informaciones externas relevantes que puedan tener, con tal de evitar cualquier tipo de perjuicio la Entidad.

2.10. Regalos y obsequios

Con el objetivo de no influir en la voluntad de las personas del “equipo PMEC” o de otras personas externas a PIMEC, y que nadie pueda obtener ningún tipo de beneficio, mediante prácticas no éticas, ninguna persona del ¡equipo PIMEC” podrá hacer ni aceptar regalos u obsequios.

En este sentido, “el equipo PIMEC” tiene prohibido recibir u ofrecer ningún tipo de comisión, retribución o pago, ya que se entienden como actos de soborno que implican directamente o indirectamente ventajas impropias y tráfico de influencias.

Se exceptúan los regalos u obsequios que tengan un valor simbólico (50€) o que respondan a acciones de cortesía o atenciones comerciales o institucionales. En caso de duda, las personas afectadas, antes de la aceptación o del rechazo de regalos u obsequios, deberán de consultar el Comité Deontológico.

 

3. DIVULGACIÓN E INFORMACIÓN DEL CÓDIGO DEONTOLÓGICO

Para su mejor conocimiento, se organizará la impartición de una formación específica del presente Código dirigida a todos los integrantes del “equipo PIMEC”.

El texto del Código figurará en la página web de la Entidad y en su Manual de Bienvenida.

Se preverá la información de las personas que se vayan integrando al “equipo PIMEC”.

 

4. COMITÉ DEONTOLÓGICO

Para garantizar el cumplimiento y la interpretación del presente Código, se constituye el Comité Deontológico de PIMEC. Será un órgano colegiado interno y permanente, que tendrá carácter independiente y poderes autónomos de iniciativa y de control y vigilancia.

Sus criterios interpretativos son vinculantes para todo el “equipo PIMEC”.

La composición del Comité Deontológico será:

-Un miembro del Comité Ejecutivo, que actuará de Presidente.

-El Secretario General de la Entidad.

-Una persona de la plantilla de personal, directivo o no, que será designada por el Presidente del Comité Deontológico, a propuesta del Secretario General.

El nombramiento y cese del Presidente del Comité Deontológico será aprobado por el Comité Ejecutivo de la Entidad.

Las competencias básicas del Comité Deontológico son:

-Definir las medidas de control para garantizar la aplicación correcta del Código.

-Dar respuesta a las dudas, consultas o preguntas de cualquier integrante del “equipo PIMEC” sobre el contenido del Código; en este sentido, ostentará la función de interpretación vinculante.

-Velar por el buen funcionamiento del Código y notificar los posibles incumplimientos del Comité Ejecutivo.

-Velar por la eficacia y la idoneidad del Código respecto a la prevención de infracciones en las diferentes actividades desarrolladas en la Entidad.

-Impulsar los protocolos y las normas internas necesarias para el desarrollo del Código, con el objetivo de hacer efectiva y segura la prevención de riesgos penales.

-Elaborar los informes de la su actividad y de seguimiento, e informar periódicamente al Comité Ejecutivo.

-Asegurar que se hayan llevado a cabo las oportunas iniciativas de formación del contenido del Código.

-Actualizar el contenido del Código en los puntos que considere necesario, y presentar al Comité Ejecutivo las correspondientes propuestas de modificación.

El Comité Deontológico garantizará:

-La confidencialidad de todos los datos y actuaciones realizadas, con la excepción que, por imperativo legal o por requerimiento judicial, se haya de informar a la autoridad correspondiente.

-La instrucción de un procedimiento adecuado, según cada caso, en que se actuará con independencia y escuchando todas las personas o partes implicadas.

-La indemnidad de cualquier denunciante como consecuencia de la presentación de denuncias, con buena fe, al Comité Deontológico.  

 

5. RÉGIMEN SANCIONADOR

Cuando se determine que alguna persona integrante del “equipo PIMEC” ha realizado actuaciones que contradicen el contenido del Código, el Comité Deontológico propondrá al Comité Ejecutivo la adopción de medidas disciplinarias, de acuerdo con la legislación laboral de aplicación al personal contratado o según los artículos 10 de los Estatutos Sociales y 3 del Reglamento de Régimen Interior de la Entidad en el caso del resto de personas del “equipo PIMEC” (cargos directivos, consultivos o miembros de los órganos de gestión).

El Comité Ejecutivo de la Entidad será quién decidirá la aplicación de la medida disciplinaria correspondiente.

 

6. COMPROVACIÓN PERIÓDICA DEL FUNCIONAMIENTO DEL CÓDIGO DEONTOLÓGICO

Para asegurar el correcto funcionamiento del Código, el Comité Deontológico mantendrá, como mínimo, una reunión semestral con el Comité Ejecutivo.

Cuando se produzca alguna circunstancia que lo aconseje, los dos Comités se reunirán a petición de cualquiera de ellos.

 

DISPOSICIÓN FINAL

El Secretario General de la Entidad será el responsable de la custodia de los documentos signados y que todos los integrantes del “equipo PIMEC” firmen el presente Código Deontológico, que será presentado a todos los nuevos miembros antes de la aceptación de sus cargos o puestos de trabajo.

También tendrá la responsabilidad que, previo al análisis de los riesgos, se redacten los correspondientes protocolos, procedimientos y normas internas que faciliten la aplicación del presente Código y establezcan medidas eficaces para la prevención de delitos.

 

Este Código Deontológico ha estado aprobado por la Junta Directiva de la Entidad, en Barcelona, en data 8 de enero de 2008 y modificado el 1 de marzo de 2017.